domingo, 24 de septiembre de 2017

El Dr. Rodrigo Abreu, Doctor en Medicina por la Universidad de La Laguna


El Dr. Rodrigo Abreu ha obtenido el grado de Doctor en Medicina por la Universidad de La Laguna. El acto de defensa pública de su Tesis Doctoral se realizó el pasado 15 de septiembre de 2017 en el aula 25 aniversario del Hospital Universitario de Canarias, en Tenerife.




La Tesis Doctoral, titulada "Evaluación comparativa de la estrategia Sita-Fast del perímetro Humphrey y la estrategia Spark del perímetro Oculus Smartfield", fue dirigida por el Prof. Manuel Antonio González de la Rosa. El Tribunal de la misma estuvo compuesto por:

Presidente:    PROF. JULIÁN GARCÍA FEIJÓO. Universidad Complutense de Madrid.
Secretario:     DRA. SILVIA ALAYÓN MIRANDA. Universidad de La Laguna.
Vocal:              PROF. JAVIER MORENO MONTAÑÉS. Universidad de Navarra.

lunes, 13 de marzo de 2017

SEMANA MUNDIAL DEL GLAUCOMA 2017



El Dr. José Augusto Abreu nos habla sobre el Glaucoma, coincidiendo con la celebración de la Semana Mundial del Glaucoma de 2017 (12-18 de Marzo):


Hoy se inicia la Semana Mundial del Glaucoma, y como en años anteriores, desde diversos estamentos nos bombardean con dicha efeméride a través de las redes sociales, y los diversos medios de comunicación. En teoría, la información va dirigida a la población general, porque a los profesionales de la salud ocular, como es mi caso, el glaucoma lo vivimos en el día a día consultando a pacientes con problemas oculares, muchos de ellos con dicha patología.
Hoy he podido leer en algunos de los medios de comunicación canarios que se hacen eco de la noticia, que “20.000 pacientes padecen glaucoma en Canarias” y que “el 50% de los casos está sin diagnosticar”. En otro medio de comunicación leo que “unos 60.000 canarios padecen glaucoma y la mitad no lo sabe”. Son cifras tan dispares las comentadas que podría entender que algunos de los lectores de las mismas puedan sentir desasosiego. Mi pregunta es: ¿Qué organismo oficial o sociedad científica ha proporcionado esta información respecto a nuestra Comunidad Autónoma? Por otra parte, el pensar que a partir de los 40 años se puede ser una de las personas que estén en el grupo del 50% sin diagnosticar de una “enfermedad silenciosa que produce una ceguera irreversible”, va a originar una angustia que en muchos casos puede necesitar de ayuda psicológica.

QUE ES EL GLAUCOMA
De forma consensuada a nivel mundial se admite que “El glaucoma es un conjunto de neuropatías ópticas que afectan al campo visual progresiva y asintomáticamente. Es la segunda causa de ceguera en el mundo, la primera causa de ceguera irreversible y una de las principales causas de baja visión a nivel mundial. Conocer la naturaleza del glaucoma en toda su extensión, es uno de los retos de los profesionales de la salud, tanto para prevenir como para tratar la enfermedad”.

EL DIAGNÓSTICO PRECOZ DEL GLAUCOMA ES LO IMPORTANTE
Personalmente pienso que es más útil para nuestros ciudadanos la atención oftalmológica que prestamos en el día a día desde los CAEs (Centros de Atención Especializada), desde los Servicios de Oftalmología hospitalarios, desde clínicas y consultas de gestión privada, etc. La toma de la presión intraocular – factor de riesgo más importante-, es obligatorio, así como informar y orientar a la población de riesgo de padecer la enfermedad, cuál debe ser su conducta a seguir. También informar a los pacientes ya diagnosticados de glaucoma del posible riesgo de padecerlo algunos de sus familiares para qué, sin ninguna angustia o urgencia, soliciten una revisión. En este sentido, las entidades responsables de la Sanidad Pública debieran mejorar los recursos para realizar campañas de diagnóstico precoz de manera habitual y no crear la “alarma” de la Semana Mundial del Glaucoma.

EL GLAUCOMA NO ES PEOR QUE OTRAS ENFERMEDADES
El tratamiento principal del glaucoma es bajar la presión intraocular, y la única manera de lograrlo es mediante tratamiento con colirios, con láser, o con cirugía. Hecho el diagnostico de manera precoz, haciendo las consultas y pruebas específicas que va indicando el oftalmólogo, y SOBRE TODO, que el paciente realice el tratamiento poniéndose “las gotas”, va a lograr que la enfermedad se pare o evolucione lentamente, conservando una visión que permitirá continuar a quien lo padece con la actividad familiar y profesional a lo largo de su vida.
Espero haber cumplido mi objetivo que no es otro que lograr que las personas que hayan leído los párrafos anteriores, si ya están diagnosticadas de glaucoma o están realizando estudios para descartar o confirmar su diagnóstico, sean conscientes que no tienen o van a tener una “enfermedad maldita” que los va a dejar ciegos, sino una enfermedad que actualmente es tratable. También deben saber que en una de las enfermedades oculares donde más se investiga a nivel mundial, lo que les permite afrontar el futuro con esperanza.

Dr. José Augusto Abreu
Oftalmólogo - Glaucomatólogo


sábado, 4 de febrero de 2017

DEGENERACIÓN MACULAR ASOCIADA A LA EDAD (DMAE)


El Dr. Rodrigo Abreu nos habla sobre la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE), tanto desde el punto de vista diagnóstico como terapéutico:

La Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) es una enfermedad ocular degenerativa que afecta a un área de la retina, la mácula. Ésta es la responsable de la visión central directa, necesaria para las actividades de la vida diaria como leer, conducir o identificar a las personas.
Las enfermedades maculares son responsables de más del 50% de las pérdidas de visión que se producen en el mundo desarrollado. La DMAE es la causa más común de ceguera legal en personas de más de 50 años en los países occidentales.
La prevalencia de DMAE aumenta desde el 0.5% a los 60 años hasta el 10% a partir de los 80 años y la Organización Mundial de la Salud (OMS) prevé que su incidencia aumente, hasta casi triplicarse, en las próximas décadas.
Existen dos tipos de DMAE:
- Seca o atrófica: Es la más frecuente (80-90%) y la pérdida de visión es muy lenta. Actualmente no disponemos de tratamiento para usar en la práctica clínica, aunque en breve tiempo podremos disponer del primer tratamiento para este tipo de DMAE.


- Húmeda o exudativa: Es menos frecuente (20%) pero es más grave porque la pérdida de visión es rápida. Esta forma es trata mediante inyecciones intraoculares de fármacos inhibidores del factor de crecimiento vascular endotelial (anti-vegf). En España está aprobado el ranbizumab (Lucentis) y el Aflibercept (Eylea).


Hay factores de riesgo que se han asociado a la DMAE:
- Edad: Es el más importante. A mayor edad mayor prevalencia de la enfermedad.
- Factores genéticos: No es el factor principal, pero sí que se ha demostrado su relación con la aparición de la enfermedad.
- Tabaco: Es el único factor de riesgo modificable. Es muy importante que el paciente con DMAE no fume.
-Déficit de nutrientes y anti-oxidantes: Ya hemos comentado en otro artículo la importancia de la nutrición saludable y del papel de los antioxidantes y en especial el ácido omega-3 en la prevención de la DMAE exudativa.
La disponibilidad, desde fechas recientes, de procedimientos útiles para el diagnóstico precoz, tal como la Tomografía de Coherencia Óptica (OCT) complementada por el exámen clínico, y de terapias efectivas como los inhibidores del factor de crecimiento del endotelio vascular (anti-vegf) para frenar la progresión de la DMAE húmeda hacia la ceguera progresiva; permite esperar mejoras en la historia natural de la DMAE y en la calidad de vida de los pacientes afectos, pero cada vez más las medidas preventivas (no fumar, control de la hipertensión y la obesidad, ingesta de antioxidantes...) adquieren mayor importancia.

¿Cómo saber si estoy afecto de  DMAE? Los síntomas iniciales de la DMAE pueden ser:
- Visión distorsionada de las líneas rectas.
- Visión de una mancha oscura en el centro de la visión.
Lo más importante es la realización de un exámen oftalmológico completo con dilatación pupilar y exámen del fondo de ojo por un oftalmólogo experto. Su oftalmólogo le puede explicar y orientar en el diagnóstico, seguimiento y posible tratamiento si fuera necesario.

Conceptos clave a recordar:
- Pueden no existir síntomas en el inicio de la enfermedad
- Existen tratamientos efectivos
- El tabaco incrementa el riesgo de padecer DMAE
- Una nutrición adecuada puede enlentecer la progresión de la enfermedad

- El diagnóstico precoz, con una revisión oftalmológica completa, debería comenzar a partir de los 40 años de edad